El diente de león trata el cáncer, la hepatitis, las enfermedades hepáticas, los riñones, el estómago, etc.

El diente de león ha sido una planta principal durante siglos, y sus propiedades terapéuticas se han utilizado como parte del tratamiento de diferentes enfermedades y condiciones de bienestar.

Lo que hace es desintoxicar el hígado, potenciando la generación de bilis, controla los niveles de colesterol, trata las sensibilidades, y es de gran ayuda para las mujeres embarazadas y damas en la menopausia.

Lo mejor es recogerlo al comienzo de la primavera, en abril, y cosecharlo en lugares que no estén muy sucios. Su vástago es la parte más provechosa, pues trata la diabetes, refina la sangre, dirige el sistema de la digestión y trata problemas del estómago.

Sus hojas son altas en vitaminas y se pueden agregar a ensaladas de verduras y diversos platos para ayudarte a estar más en forma y conseguir los suplementos requeridos.

El diente de león trata el cáncer, la hepatitis, las enfermedades hepáticas, los riñones, el estómago, etc.

Raíz de diente de león: lucha contra el cáncer y otros problemas médicos.

Debes pelar las raíces, cortarlos, y dejarlos secar en el aire exterior durante quince días. Cuando hayan terminado, estarán frescos al tacto, y deberás guardarlos en un recipiente en un lugar seco y fresco.

Las raíces son increíblemente ventajosas para el hígado, la vesícula biliar, los riñones y la linfa, trata con éxito la obstrucción, inflamación de la piel, hepatitis, rigidez, bloqueo, úlceras, tumores y enfermedades.

También es muy eficaz en problemas relacionados con la lactancia materna, y otras enfermedades femeninas.

Jarabe de diente de león

Receta

Ingredientes

  • Cuatrocientas flores de diente de león amarillo
  • Cuatro limones cortados
  • Cuatro naranjas cortadas
  • Tres litros de agua

Preparación

Agregar estos ingredientes al agua y dejarlos de esta manera durante veinticuatro horas. En ese punto, añadir dos medidas de azúcar, y cocinar esto durante unos dos minutos. En el punto en que la mezcla resulta ser gruesa y melosa, quitarla del calor, y vaciarla en una jarra. Úsalo para tratar resfriados normales, ataques constantes y bronquitis.

Té de diente de león

El té de diente de león se prepara usando raíces secas y picadas. Tomar una cucharadita de esta raíz seca y picada y agregarlo a un vaso con agua para realizar tu té.


Tendencias del Día:

loading...

Contenido Relacionado:

ESCRIBE UN COMENTARIO